11 mayo, 2013

Cómo cuidar la pintura de tu vehículo

Mantener el aspecto de tu vehículo es muy importante, y más importante aún es cuidar la pintura, principalmente cuando lo dejamos a la intemperie o cuando está expuesto a los fuertes rayos del sol, partículas de polvo o excremento de aves.

A continuación te damos algunos consejos muy útiles a la hora de cuidar la pintura de tu vehículo.

• Un consejo importante es pulir tu vehículo no más de una vez al año, porque lo expones innecesariamente a los químicos que contienen lo pulidores y lejos de cuidar la pintura puedes terminar dañándola.

• Al lavar tu vehículo, primero ten cuidado de quitar completamente cualquier partícula de polvo o tierra, para lo cual puede usar fuertes chorros de agua, puesto que si intentas hacerlo a mano o con una esponja puede rayar la pintura.

• Luego de haber quitado todo el polvo y/o lodo, utiliza un shampoo especial para lavado de vehículos, lavando siempre del techo hacia abajo, porque si lo haces al revés tendrás que lavar dos veces; utiliza una esponja especial para esparcir el shampoo adecuadamente sobre toda la superficie de la pintura, así como los guardabarros y para sus llantas, te aconsejamos usar un cepillo de cerdas duras para quitar todas las adherencias indeseadas.

• El enjuague debes realizarlo con abundante agua limpia y de preferencia a presión, para terminar de quitar la mugre y el shampoo. Para el secado, te aconsejamos utilizar telas de algodón, debido a que su superficie es suave y absorbe gran cantidad de agua, cuando la tela esté muy mojada, exprime fuertemente y continúa secándolo.

• Para darle un brillo especial a tu vehículo, te aconsejamos usar pasta pulidora que se debe aplicar con una franela seca y lejos de la luz de sol, puesto que la pasta se secará antes de que termine de aplicarla sobre toda la superficie, por lo que, resulta más práctico hacerlo por partes; cuando hayas terminado de aplicar la pasta pulidora, frota firmemente la superficie y tendrás un acabado inmejorable.

• En caso de que encuentres sobre tu vehículo excremento de aves, insectos muertos, hojas secas o resina de plantas, debes aplicar una mezcla de agua y bencina y pulir suavemente con un paño limpio, hasta remover completamente las impurezas, evita frotar con fuerza puesto que dañará la pintura.

• No te preocupes si encuentras rayones leves, ya que desaparecen cuando aplicas una pasta pulidora, y procedes a pulirlo suavemente.

• Cuando existan rayones más profundos, las mismas también desaparecerán y se disimularán cuando sometas tu vehículo a un pulido más profundo, que implica el pulido a máquina.

• Evita siempre parquear tu vehículo debajo de árboles altos, o que tengan frutos pesados, puesto que al caer ramas o frutos dañarán con seguridad la pintura de tu vehículo.
Poniendo en práctica estos consejos, podrás alargar el tiempo de vida de la pintura de tu vehículo.